Los mercenarios de la comunicación y el profesional del periodismo

Compartir

El próximo día 5 de abril, el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) celebrará el Día Nacional del Periodista y es tiempo para emprender la Unidad e integración para junto enfrentar los retos que nos trae en este mundo cada día más globalizado, infotoxicado, mal informado, sin control y sin normativas nacionales e internacional.

El CDP es y seguirá siendo promotor de las libertades públicas, la de la libertad de expresión y difusión del pensamiento, pero con responsabilidad y respeto a la honra y el honor de las personas.

Los periodistas deben marcar la diferencia entre el ejercicio ético y responsable, frente a un Mercenario de la comunicación, que vende su opinión, comentario, sus espacios u oportunidades de estar en un medio de comunicación al mejor postor.

Estos mercenarios, aprovechando las facilidades de las herramientas tecnológicas y las redes sociales, tienen hasta medios alternativos, plataformas digitales que le permite tener canal de Televisión, preparan espacios, comprán cámaras y desde ahí transmiten a través de sus redes sus programas, sin importar o guardar ningún rigor informativo.

Algunos periodistas ven a las redes sociales como una amenaza por la cantidad de información que desde la misma llega, empezando por los mandatarios, funcionarios de primer nivel, utilizan estas herramientas comunicativas para llegar a millones de personas en poco tiempo

Sin embargo, estas informaciones son tomadas por los periodistas profesionales, la contextualizan, investigan hasta convertirla en una información de interés público público.

Este protocolo no puede, ni jamás lo haría un ciudadano común, un influences, profesionales de otras áreas, que por razones diversas montan en el carrusel de la tecnología digital y hasta algunos se hacen pasar por periodista.

La responsabilidad social de un periodista no la ejerce cualquier, no es una acción de rutina, es un trabajo que conlleva sacrificio, dedicación, entereza, ser un buen ciudadano para poder ser un buen periodista.

Ahí está la diferencia entre un periodista y un mercenario de la comunicación, que aprovechando las facilidades y herramientas de las tecnologías digital, habilidades, cualidades humanas y técnicas de un oficio, intentan convertirse, de la noche a la mañana, en un profesional de la comunicación sin ninguna presentarse a una academia a aprender una carrera profesional que conlleva más de 4 años y hasta se hacen llamar periodista.

Estos son los principales desafíos que nos trae el periodismo, cómo manejarlos, enfrentamos o o nos fortalecemos, aprovechemos estos desafíos y convirtámoslo en oportunidades al servicio de la sociedad.


Compartir

Podría interesarle